Regreso a Infomed
Cuba Salud 2012
sábado, 25 de abril de 2015
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar
Biblioteca Virtual en Salud
Universidad Virtual de Salud

Cencomed | Eventos
Eventos
08-08-2012

Convocatorias a eventos virtuales cubanos

cencomed_logo-70x42El Centro virtual de convenciones de salud, (Cencomed), informa que están disponibles las convocatorias a importantes eventos de las ciencias de la salud en Cuba que se realizarán de forma virtual  y presencial, en los cuales usted puede participar sin necesidad de traslados ni alojamiento, solo accediendo al sitio del evento en el que desee participar:

Primer congreso virtual de ciencias morfológicas, MORFO20121ero al 30 de noviembre de 2012

I Jornada científica provincial virtual en gestión de la información en salud15 al 30 noviembre de 2012.

IX Congreso Internacional de Informática en Salud18 de marzo al 18 de abril de 2013.

III Muestra internacional del audiovisual en ciencias de la salud, Videosalud 2013.   7 de mayo al 7 de junio de 2013.


Desde la OPS
07-08-2012

Lista de medicamentos esenciales para emergencias y desastres en el Caribe

revista-de-la-opsLa Organización Panamericana de la Salud (OPS) presenta un documento técnico de interés para los profesionales de la salud. Está relacionado con un listado de medicamentos, básicos para enfrentar distintas emergencias de salud. La lista se propone como una primera aproximación para ser utilizada como contribución a los planes contra desastres que con frecuencia afectan nuestra región, como huracanes, inundaciones y terremotos, entre otros. Todas estas adversidades pueden traer por consecuencia el incremento de enfermedades asociadas a malas condiciones higiénicas y ambientales como aquellas que son transmitidas por el agua y por distintos vectores. A nivel nacional estas recomendaciones precisan ser actualizados constantemente.


Información
07-08-2012

Consenso Nacional  inter-Sociedades sobre carcinoma de pulmón no celulas pequeñas Argentina (CPNCP) Marzo 2012.

celulas-pequenas-cancer-de-pulmonEste es un consenso argentino de normas para tratar el cáncer de pulmón de células no pequeñas, se puede descargar completo si se suscriben a Intramed que es un sitio que está autorizado en el proxy. Siempre hay que aclarar que deben suscribirse a Intramed para poder ver el artículo.

Convocadas por la Academia Nacional de Medicina de Argentina, por intermedio del Instituto de Estudios Oncológicos, ante la iniciativa de la Asociación Argentina de Oncología Clínica y la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, las entidades autoras, miembros del Programa Argentino de Consensos de Enfermedades Oncológicas y del Programa Nacional de Consensos Inter-Sociedades, avalan este Consenso Multidisciplinario, que aúna los criterios propuestos por los profesionales que se encuentran involucrados en la prevención, diagnóstico y tratamiento del Carcinoma de Pulmón No Células Pequeñas(CPNCP).


Revistas núcleo
06-08-2012

Management of precancerous conditions and lesions in the stomach (MAPS): guideline from the European Society of Gastrointestinal Endoscopy (ESGE), European Helicobacter Study Group (EHSG), European Society of Pathology (ESP), and the Sociedade Portuguesa de Endoscopia Digestiva (SPED)

Journal EndoscopyDinis-Ribeiro M, Areia M, de Vries AC, Marcos-Pinto R, Monteiro-Soares M, O Connor A et al.  Endoscopy. 2012 Jan;44(1):74-94.

El cáncer gástrico es un problema de salud mundial. Su identificación temprana y oportuna puede lograrse mediante estrategias de vigilancia. En el siguiente artículo se resumen las actuales evidencias en el manejo de los enfermos con lesiones y condiciones precancerosas y se proponen guías para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con gastritis crónica, atrofia, metaplasia o displasia intestinal.


Localizador de Información de Salud
Localizador de Información en SaludEl LIS es un catálogo especializado de fuentes de información de la Biblioteca Virtual de Salud cubana. Forma parte de una red internacional de directorios especializados en salud.

Especialidades médicas
Salud pública
Técnicas y equipos
  Enfermedades
Ciencias biológicas
Ciencias de la información

Más...


Descargar Barra de Navegación



Cuba-efemérides-salud
  • 25 de abril

    1817 - Nace en Puerto Príncipe (Camagüey), José Marcos Simoni Ricard. Graduado de licenciado en Medicina y Cirugía en 1839, ejerció en su ciudad natal. Fue suegro de los doctores y héroes de la patria, Ignacio Agramonte y Eduardo Agramonte. Coopera con las fuerzas insurreccionales y marcha al exilio. Después del Pacto del Zanjon regresa a Cuba de nuevo y trabaja como médico hasta 1890, en que fallece.1

    1842 - Por Real Decreto, se suprimen las Juntas de Medicina y Farmacia.1

    1887 - Por primera vez se inocula un producto cubano contra la rabia al ciudadano Pedro Díaz Díaz, de 42 años de edad, mordido en las manos por un caballo rabioso.1

     [más...]

No a la guerra

Diccionario médico
  • Malaria
    23-04-2015

    El paludismo o malaria es una enfermedad infecciosa frecuente transmitida por parásitos protozoarios del género Plasmodium a través de las picaduras de mosquitos Anopheles infectados. Recibió uno de sus nombres (malaria) por la creencia de que estaba causada por el mal aire procedente de los pantanos que rodeaban Roma. El médico y microbiólogo británico Ronald Ross recibió el Premio Nobel de Medicina en 1902 por sus investigaciones acerca de la enfermedad.

    La enfermedad es endémica en la mayor parte de las regiones tropicales y abarca muchas áreas de América del Sur y Central, África, Oriente Medio, el subcontinente Indio, el Sudeste Asiático y Oceanía. Se describen cuatro tipos de paludismo humano: por Plasmodium falciparum; por Plasmodium vivax; por Plasmodium malariae y por Plasmodium ovale. Los más frecuentes son el paludismo por P. falciparum y por P. vivax. El más mortal es el provocado por el P. falciparum.

    La intensidad de la transmisión depende de factores relacionados con el parásito, el vector, el huésped humano y el medio ambiente. Estos mosquitos se crían en agua dulce de poca profundidad (charcos, campos de arroz o huellas de animales) y pican sobre todo entre el anochecer y el amanecer. La transmisión es más intensa en lugares donde los vectores tienen una vida relativamente larga que permite que el parásito tenga tiempo para completar su desarrollo. También depende de condiciones climáticas como el régimen de lluvias, la temperatura y la humedad que pueden modificar el número y la supervivencia de los mosquitos. La inmunidad humana se desarrolla a lo largo de años de exposición y reduce el riesgo de que la infección cause enfermedad grave. Los niños, las mujeres embarazadas y las personas que viajan desde zonas no endémicas hasta países tropicales presentan un riesgo especial.

    El ciclo vital del parásito comienza con la picadura de los mosquitos Anopheles hembra, los mosquitos inyectan esporozoitos, que circulan hasta el hígado e infectan los hepatocitos. Se transforman en merozoitos que son liberados desde allí al torrente sanguíneo e infectan rápidamente los eritrocitos para empezar la fase eritrocítica asexual de la infección, que es la responsable de la enfermedad en los seres humanos. Múltiples ciclos de desarrollo eritrocítico, con la producción de merozoitos que invaden otros eritrocitos, conducen a la aparición de cifras enormes de parásitos circulantes y de manifestaciones clínicas. Algunos parásitos eritrocíticos también se desarrollan hacia gametocitos sexuados y tras otras transformaciones vuelven a formarse esporozoitos en las glándulas salivales de los mosquitos lo que permite la infección de otros individuos. P. vivax y P. ovale también provocan una infección hepática crónica  que con el tiempo puede progresar a una recidiva de las manifestaciones clínicas. Por el mecanismo de citoadherencia, los eritrocitos infectados con los estadios más maduros de los parásitos eritrocíticos no circulan, sino que se adhieren en el interior de los vasos sanguíneos de pequeño calibre en el cerebro y otros órganos evitándose su paso a través del bazo, donde en condiciones normales se eliminarían los eritrocitos. Los plasmodios diferentes del P. falciparum no provocan citoadherencia de los eritrocitos infectados, infectan un menor número de estos y ocasionan con menos frecuencia cuadros graves y complicados.

    Es importante establecer el diagnóstico clínico con rapidez en los individuos con cuadros febriles y riesgo de paludismo así como distinguir entre las diferentes especies ya que el tratamiento de cada una de ellas es distinto en función de la especie etiológica. En ocasiones el diagnóstico se basa solo en la presencia de un cuadro febril en áreas endémicas o en viajeros procedentes de estas. Pueden presentarse pródromos seudogripales inespecíficos como cefalea y fatiga, seguidos del paroxismo palúdico clásico con escalofríos, fiebre alta y sudoración, además de cefaleas, artralgias, mialgias, náuseas, vómitos, confusión, tos, dolor torácico y dolor abdominal entre otros. Los síntomas generalmente se producen entre 9 y 14 días, aproximadamente, después de la picadura de un mosquito infectado para P. falciparum y de aproximadamente 2 semanas para el resto. La fiebre es típicamente irregular al comienzo de la enfermedad, pero sin tratamiento puede adquirir un carácter regular, con ciclos de 48 horas ( P. vivax y P. ovale ) o 72 horas (P. malariae), especialmente en los casos por plasmodios diferentes al falciparum. Los pacientes pueden estar absolutamente asintomáticos entre los episodios febriles. Los signos clínicos pueden incluir anemia, ictericia, esplenomegalia y hepatomegalia leve.  La gran mayoría de las infecciones por parásitos diferentes a P. falciparum no son complicadas, ni en las zonas endémicas ni en los viajeros no inmunizados. En las zonas donde el paludismo es endémico, las personas pueden adquirir una inmunidad parcial, lo que posibilita la aparición de infecciones asintomáticas.

    Los resultados analíticos de laboratorio muestran habitualmente anemia, trombocitopenia y anomalías de las funciones hepática y renal. Los frotis sanguíneos gruesos permiten identificar los parásitos y calcular la densidad de los mismos, constituyen medios convencionales de diagnóstico en las áreas hiperendémicas. Los frotis sanguíneos delgados teñidos con Giemsa permiten estudiar mejor la morfología del parásito pero el proceso es mucho menos eficaz que con los frotis gruesos, son preferibles en las zonas en las que el paludismo es infrecuente y donde el personal de laboratorio dispone de mucho tiempo para examinar múltiples campos microscópicos. También se pueden detectar antígenos mediante métodos sencillos y rápidos que incorporan la detección colorimétrica de uno o dos antígenos. Otra prueba diagnóstica como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) permite la identificación de los parásitos, aunque no resulta práctica para el diagnóstico de rutina.

    En el paludismo grave pueden aparecer complicaciones como anemia intensa, insuficiencia respiratoria por edema pulmonar no cardiogénico, insuficiencia renal aguda, hepática, hipoglicemias, coagulopatías, sepsis y otras manifestaciones de disfunción multiorgánica. La malaria cerebral es una complicación de la infección por Plasmodium falciparum cuyos síntomas aparecen con la parasitemia. En la misma se puede manifestar coma profundo, defectos neurológicos focales y patrones respiratorios anormales entre otros síntomas. El síndrome neurológico posmalaria es una complicación infrecuente del paludismo que ocurre principalmente en pacientes con malaria grave por Plasmodio falciparum, es más frecuente en pacientes con formas complicadas de la enfermedad con respecto a enfermos no complicados. Se caracteriza por un comienzo agudo de síntomas neuropsiquiatricos o neurológicos. Ocurre después de la desaparición de la parasitemia, en un período variable que puede ser hasta de 2 meses. En los casos de paludismo por P. vivax o P. ovale pueden producirse recidivas clínicas semanas o meses después de la infección inicial, aunque el paciente haya abandonado la zona palúdica.

    El tratamiento incluye fármacos que interfieren con el ciclo de vida o el metabolismo del parásito. La terapia basada únicamente en la sintomatología debe reservarse para aquellos casos en los que no sea posible el diagnóstico parasitológico. Una opción terapéutica disponible, especialmente en el caso del paludismo por P. falciparum, es el tratamiento combinado basado en la artemisinina. El paludismo secundario al resto de plasmodios suele tratarse por lo general con cloroquina, aunque los casos de resistencia de P. vivax a este fármaco cada vez son más frecuentes La OMS  recomienda un monitoreo continuo de la resistencia a los antipalúdicos.El retraso entre la aparición de los síntomas y el comienzo de la aplicación del tratamiento definitivo, así como la utilización de terapias subóptimas, la presentación con una parasitemia intensa o signos de un paludismo grave son factores que pueden influir desfavorablemente en el pronóstico. A pesar de todo, con un tratamiento intensivo muchos pacientes pueden tener una buena recuperación.

    Para la prevención, la lucha antivectorial es el medio principal de reducir la transmisión del paludismo en la comunidad. A nivel individual es de vital importancia la protección personal contra las picaduras de los mosquitos. Los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual son algunas de las medidas fundamentales que deben tenerse en cuenta. Los antipalúdicos también se pueden utilizar en la prevención; la quimioprofilaxis, suprime la fase hemática de la infección, previniendo así la enfermedad. En zonas donde la transmisión es elevada, se recomienda el tratamiento profiláctico intermitente a personas en riesgo.

    Distribución mas frecuente de los casos de paludismo

    Fuentes:

    Diccionario Académico de la Medicina. Premios Nobel

    Medline Plus. Malaria

    CDC. Malaria

    Clinical Key. Paludismo

    Revista Cubana de Medicina. 2014;53(3): 354-358.

    OMS. Nota descriptiva N°94 .Paludismo. Abril de 2015

    Imagen tomada de Wikipedia



: Editora principal, Especialista de I Grado en Bioquímica Clínica | Infomed - Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e/ M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400, Cuba | Teléfs.: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.
Políticas del Portal. Los contenidos que se encuentran en Infomed están dirigidos fundamentalmente a profesionales de la salud. La información que suministramos no debe ser utilizada, bajo ninguna circunstancia, como base para realizar diagnósticos médicos, procedimientos clínicos, quirúrgicos o análisis de laboratorio, ni para la prescripción de tratamientos o medicamentos, sin previa orientación médica.

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002